Nuestra web usa cookies propias y de terceros. Al utilizar nuestros servicios acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
  • Inicio > Noticias > El gobierno aprueba por Decreto el mecanismo empleado por Fast Fuel

    El gobierno aprueba por Decreto el mecanismo empleado por Fast Fuel

    • Se trata de un interruptor de paro de emergencia, que permite el corte de corriente ante un posible imprevisto, además de cámaras de seguridad y conexión a una central receptora de alarmas

    • Fast Fuel, con una gasolinera operativa y 6 más en construcción, cuenta con este sistema en todos sus centros

    La cadena de gasolineras low cost, ha recibido con gran satisfacción el nuevo real decreto del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, por el que se aprueban nuevas medidas de seguridad para las gasolineras desatendidas.

    “Esta nueva normativa desmonta todos los falsos argumentos que se han alimentado malintencionadamente sobre el sector de las gasolineras low-cost y despeja el único impedimento que seguían poniendo algunas AAPP a este modelo de estaciones de servicio” ha afirmado Diego López Ramiro, director general de Fast Fuel.

    El nuevo decreto obliga a instalar un interruptor de paro de emergencia que permite el corte de corriente ante un posible imprevisto, y obliga además a instalar cámaras de seguridad y conexión a una central receptora de alarmas, “Una tecnología ya existente en todas nuestras gasolineras, altamente automatizadas y que generalmente llegan a actuar más rápidamente que un humano”, añade López. Además, en el caso de aquellas empresas que tengan que hacer estas adaptaciones, el coste no supera los 15 o 20.000 euros, añade.

    En su opinión, el nuevo reglamento elimina la incertidumbre generada en España sobre este sector, y contribuirá a la expansión de esta actividad empresarial. El responsable de Fast Fuel destaca también que “Cada una de estas gasolineras automatizadas, -en su caso no son desatendidas-, genera puestos de trabajo indirecto entre personal de atención, software, seguridad, repostaje, etc”.

    En España menos del 5% de las gasolineras están desatendidas, frente a un 66% y 61% de Dinamarca o Suecia:
    Fast Fuel, que cuenta con una estación de servicio propia desde hace dos años, y prevé concluir el ejercicio con una red cercana a las 10 gasolineras, -de las cuales 6 ya están en construcción-, ha desarrollado un innovador sistema de gestión, repostaje y telemática que permite reducir los costes operativos para bajar el precio de la gasolina.

    Un sistema muy similar al que se emplea mayoritariamente en países como Dinamarca o Suecia donde, según los últimos datos de la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE), el porcentaje de estaciones de servicio desatendidas es del 65,9% y 61,1% respectivamente, frente al 5% de nuestro país.

    Gracias a este planteamiento, Fast Fuel ofrece combustible de máxima calidad a un precio muy competitivo, -aproximadamente entre 10 y 12 céntimos más barato por litro-. Además, en el caso de que el cliente tenga cualquier imprevisto con su repostaje la cadena cuenta con un Call Center 24h/365 días, con cámara en gasolineras para interactuar de forma bidirecconal con él. Así como accesibilidad universal para personas con discapacidad.
    Un negocio surgido tras la liberalización del sector, y 7 modelos distintos en los que invertir:
    Fast Fuel ha desarrollado un modelo de estación de servicio franquiciable, tanto en España como en Portugal. La compañía ofrece 7 modelos distintos de gasolinera, que oscilan desde un único surtidor, adecuado para espacios de 200 m2, hasta grandes estaciones de servicio, con 4 surtidores para vender aproximadamente 20.000 litros al día y con posibilidad de incorporar opcionales como el servicio de auto-lavado o electrolinera para coches eléctricos e híbridos.

    En todos los casos, las gasolineras de la compañía cuentan con una novedosa tecnología que permite reducir los costes operativos, rebajando simultáneamente el precio del carburante al cliente final.



    Fast Fuel ofrece a empresas, inversores, emprendedores la posibilidad de introducirse con facilidad en un sector de alta rentabilidad y con la menor inversión del mercado, y destaca que el 60% del suelo industrial es apto para instalar una gasolinera de estas características.

    Para cubrir los diferentes perfiles de franquiciados la compañía ha establecido varios niveles de franquicia cuya inversión parte de 189.000 euros, con una superficie mínima de 200 metros cuadrados ubicados en suelo industrial o de uso terciario. La compañía estima su rentabilidad ente el 8%, y el 10% dependiendo de la ubicación de la estación y una recuperación de la inversión cercana a los dos años.