Nuestra web usa cookies propias y de terceros. Al utilizar nuestros servicios acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.
  • Inicio > Noticias > Calor y ruido, causantes del insomnio durante el verano

    Calor y ruido, causantes del insomnio durante el verano

    Cada verano se repite la misma situación en multitud de hogares españoles. El insomnio por el calor y el ruido de las terrazas en la calle cala en nosotros, generando estrés e irritabilidad entre otros síntomas. Los tratamientos por ansiedad aumentan en un 30% en Julio y Agosto, según Nascia.

    Las sucesivas olas de calor hacen que en muchas ciudades de nuestro país este verano esté resultando especialmente complicado. Según Nascia, centro especializado en el tratamiento del estrés y la ansiedad, las altas temperaturas o el ruido nocturno causan insomnio en algunas personas, lo que tiene como consecuencia cuadros de estrés y ansiedad.

    Los casos de insomnio por ruido se han triplicado en los dos últimos años, llegando a provocar en algunos casos crisis agudas.
    Además, los tratamientos para evitar los síntomas derivados del insomnio crecen un 30% en los meses de verano.

    Decaimiento, cansancio general, dolores de cabeza y mareos, náuseas y vómitos, irritabilidad y bajo rendimiento son los principales efectos que se generan tanto en el estado anímico como físico de la persona.

    Algunas localidades españolas siguen teniendo problemas con asociaciones de vecinos que reclaman mayor control de los ruidos y exigen que se apliquen las leyes que protegen a los vecinos de altos ruidos, para evitar problemas de salud y asegurar el descanso y la tranquilidad.

    Retrasar las horas de sueño y reducir el tiempo de descanso trae como consecuencia un decaimiento en el estado de ánimo que puede desencadenar cuadros incluso más graves.

    Existe también un componente adicional en este verano de 2015 como son las olas de calor, que suponen un problema para conciliar el sueño debido a las elevadas temperaturas nocturnas. Son muchas las personas que no son capaces de conciliar el sueño porque no consiguen controlar el estado de nervios provocado por la sensación de no poder dormir. No se descansa bien y ello genera irritabilidad y cansancio generalizado.

    En palabras de Pablo Muñoz, Director de los centros Nascia, los casos de insomnio “desembocan en fatiga crónica, irritabilidad, bajo rendimiento, taquicardias y crisis agudas de ansiedad. Por tanto, no es solo un problema de falta de sueño, sino que se extiende a todos los ámbitos del día a día del afectado, incapacitándole para llevar una actividad normal. El problema debe ser tratado con un programa de actuación determinado y completo para evitar que la persona entre en un círculo vicioso en el que la ansiedad o el estrés sean los protagonistas”, explica.

    Existen una serie de técnicas de concentración que, bien entrenadas, permiten evitar una dinámica de desesperación que lleve al insomnio. Además del uso de tapones como elemento físico, controlar la respiración mediante una inspiración y expiración controlada nos permite estar concentrados con el único objetivo de conciliar el sueño.


    Lee más sobre franquicias del sector de la salud http://goo.gl/tyt5ms